Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina, dedicada a María Assunta al Cielo, es la capilla principal del palacio apostólico, así como uno de los tesoros culturales y artísticos más famosos de la Ciudad del Vaticano, insertado en el itinerario de los Museos Vaticanos.

 
DESCRIPCIÓN

La Capilla Sixtina, dentro del Palacio Apostólico, se encuentra en la Ciudad del Vaticano en Roma. Es una de las obras más importantes y significativas de todo el arte occidental.

Historia de la Capilla Sixtina
Su nombre deriva del papa Sixto IV, el pontífice que encargó su construcción. El Palacio Apostólico es un edificio erguido sobre l antigua la Capilla de Magna, un lugar que acogió las reuniones de la corte del Papa. Los trabajos de construcción comenzaron en 1475 y terminaron ocho años después. La Capilla Sixtina es mundialmente famosa, especialmente por el fresco en la bóveda hecho por Miguel Ángel. Para pintar los 800 metros cuadrados del techo, el pintor y escultor tardó unos cuatro años: comenzó en 1508 y terminó en 1512.
Por qué la Capilla Sixtina es tan importante en la Historia del Arte
A pesar de la larga cola para ingresar al aula, una visita a la capilla es una experiencia absolutamente extraordinaria. Lo ideal sería encontrar una manera de admirar los frescos cuando haya menos gente, teniendo la suerte de sentarse para descubrirlos y disfrutarlos en toda su belleza. El visitante que ingresa a la capilla se encuentra primero un vestíbulo, la Sala Regia, que precede a la capilla. Una vez pasada la Sala Regia, llega el magnífico escenario, iluminado por ventanas arqueadas. Al mirar hacia arriba, se observa la bóveda de cañón, mientras que si se voltea la mirada hacia el lado derecho se ve el coro, que en el pasado albergaba a sus miembros. El entorno está dividido en dos áreas por una balaustrada del siglo XV: una zona estaba reservada para el público y la otra para el personal administrativo. Al caminar es imposible no dejarse fascinar por los espléndidos mosaicos del suelo.
Para el fresco de la sala, el Papa Sixto IV llamó a los mejores artistas de la época: Botticelli, Pinturicchio, Ghirlandaio y Perugino. Los pintores más importantes de la época trabajaron en la decoración de las paredes, que se dividieron en tres bandas horizontales. En el rango inferior estaban las cortinas falsas; el intermedio se completó con escenas tomadas de episodios históricos de la Biblia: parábolas de la vida de Jesús y Moisés; Finalmente, el área más alta de las paredes, que coincidió con la banda que rodeaba las ventanas, alberga los retratos de algunos papas.
No fue Sixto IV, sino Julio II, quien llamó a Miguel Ángel para completar la pared con uno de los dos frescos que hicieron famosa a la Capilla Sixtina: El Juicio Final. Miguel Ángel Buonarroti aceptó con muchas dificultades, ya que se consideraba más un escultor que un pintor.
El Juicio Final, que se encuentra en la pared frontal, sobre el altar, se terminó unos años más tarde, cuando el pontífice era Pablo III. El tema de la obra es el destino del que el hombre no puede escapar, y del cual Dios es el árbitro incuestionable. De hecho, representa el regreso de Dios, a la semejanza de Cristo, al final de los tiempos, para juzgar a los vivos y a los muertos y para comenzar el reino de los cielos.
Cuando uno mira la pared en la que se pintó el Juicio Final, es difícil no percibir las tres áreas por las que está compuesto. En una primera zona están representados los ángeles, en la segunda están Jesucristo y la Virgen en medio de los bienaventurados; en el tercero está el Apocalipsis de Juan: los ángeles tocan las trompetas para hacer que los muertos se levanten nuevamente y condenen a los condenados a las llamas del infierno. La presencia de cientos de figuras pintadas a diferentes alturas es sorprendente, de acuerdo con las leyes de la perspectiva.
La imagen de Jesucristo en el centro, que juzga a la humanidad, se destaca en primer plano.
El otro fresco significativo en la Capilla Sixtina fue pintado en la bóveda. El tema es el de la Creación. Se representan las historias de Génesis, las Sibilas y los Profetas, los Ancestros de Cristo y las Historias del Antiguo Testamento. El hombre está inmortalizado a la imagen y semejanza de Dios, en el nivel en que se eleva. No es casualidad, observando la bóveda, que la figura masculina esté representada en toda su belleza desnuda. Es el renacimiento del hombre en su forma suprema, dado que los seres humanos, en las diversas representaciones, experimentan una clara evolución: observando bien la cronología creada por las pinturas de Miguel Ángel, notamos cómo el hombre pasa de una forma imperfecta, en la figura de Noah, y poco a poco toma más y más apariencias idílicas, hasta la magnificencia de la Creación.

Otros monumentos en los alrededores de la Capilla Sixtina
Además de la Piazza San Pietro, con la columnata de Bernini, hay otros lugares interesantes para visitar en las inmediaciones de la Capilla Sixtina. Hay dos especialmente interesantes. La primera es la Necrópolis del Vaticano, que alberga la tumba de San Pedro. Situada ebajo del piso de la Basílica de San Pedro, se remonta al siglo II a. C. Dentro hay dos filas de mausoleos. los dedicados a los ricos libertos, caracterizados por mosaicos y estucos, y las tumbas reservadas para los plebeyos, que están construidas en ladrillo simple. No debe perderse la decoración del Mausoleo dei Giulii, con la representación en la pared de la parábola de Jonás en las fauces de la ballena. La segunda atracción a destacar es el Salone Sistino. Es importante porque es la sala con frescos más grande del mundo. Encargado por Sixto V, está ubicado dentro de lo que era la biblioteca del Vaticano. El Salone Sistino, ubicado en el piso superior, no solo es muy grande sino también muy largo, probablemente el más largo que existe.

HORARIO DE APERTURA

De lunes a sábado de 09:00 a 18:00 (ÚLTIMA ENTRADA 16:00)

Cada último domingo del mes (excepto el Domingo de Pascua, el 29 de junio, para los Santos Pedro y Pablo, el 25 de diciembre en Navidad y el 26 de diciembre para el Día de San Esteban): de 09:00 – 14:00 (ÚLTIMA ENTRADA 12.30)

Entrada gratis
Clausuras en 2018: Domingo (excepto el último domingo de cada mes), 1 y 6 de enero, 19 de marzo, 2 de abril, 1 de mayo, 29 de junio, 14 y 15 de agosto, 1 de noviembre, 8, 25 y 26 de diciembre
Los visitantes deben abandonar los pasillos 30 minutos antes del cierre del museo.

Para mas información
http://www.museivaticani.va/content/dam/museivaticani/pdf/utilities/calendario_musei.pdf

CÓMO LLEGAR

Es posible que para visitar la Capilla Sixtina venga en tren desde otras regiones de Italia. Si es el caso, debe bajar en la estación Termini de Roma y tomar la línea A del metro en dirección Battistini. La parada es Ottaviano – San Pietro – Musei Vaticani. Otra alternativa es la parada de Cipro. En ambos casos, se llega en diez minutos.
Aquellos que viajan en avión y aterrizan en el aeropuerto Leonardo Da Vinci pueden tomar el tren a Termini y llegar a su destino en metro.
En el caso que salga desde el aeropuerto de Ciampino, tome el autobús a Termini.
Si ya está en la ciudad y quiere llegar a la Capilla Sixtina, también puede moverse en autobús. Los medios de referencia son el autobús 49, que para justo delante de la entrada al edificio que alberga la capilla, o la Piazza Risorgimento con las líneas 982, 32 y 81. En cinco minutos se llega al destino.

ATRACCIONES CERCANAS

San Pedro, Museos Vaticano

 

Porqué millones de viajeros nos han elegido

Opciones de pago

Trabajamos con STRIPE: una solución de pago que cumple totalmente con los estándares internacionales sobre protección de datos y se adhiere a los protocolos de seguridad de los circuitos de pago, globales y flexibles para los mercados.

 

Garantía de reembolso

Para asegurarnos de que está completamente satisfecho con su compra, le ofrecemos la posibilidad de devolución hasta 15 días después de la compra *

 

Companion App gratuita

Lleve siempre sus entradas, verifique y administre sus reservas y obtenga consejos para disfrutar de la ciudad como un auténtico romano.

 

Seguimiento de pedidos y pagos

En cada etapa del pago, podrá verificar lo que está a punto de pagar: sin costos ocultos, con cálculo claro y certificado SSL.

 

Verdaderos conocedores de Roma

Te contamos los barrios de Roma como solo un romano puede hacer.

 

Tarjeta exclusiva 48h

Omnia 48h es una tarjeta creada por Opera Romana Pellegrinaggi exclusivamente para nuestra web.